Peligros en casa

Peligros en casa
0 17 abril, 2015

El gato es un animal muy curioso y nuestro hogar entraña serios peligros para él:

  • Los cables eléctricos: muchos gatitos los mordisquean con el consiguiente peligro de quemaduras graves en boca o electrocución. Evita que lo haga y cuando te vayas de casa, desenchufa todo y pon un protector de cables.
  • Las ventanas: las caídas desde ventanas y balcones son más frecuentes de lo que pensamos, el síndrome del gato paracaidista. Para evitarlo, se deben poner mallas o cualquier otro sistema que les permita disfrutar del paisaje pero sin riesgos.
  • Los electrodomésticos una lavadora abierta puede resultar un lugar muy atractivo para un gatito. Por ello debemos mantener cerradas siempre las puertas de la lavadora, horno, frigorífico…
  • Las bolsas de plástico pueden hacer que un gatito quede atrapado en ellas y morir asfixiado. Aunque parezca extraño, les encantan.
  • Las quemaduras: Pueden llegar a producirse por un contacto directo con la fuente de calor (estufas, placas vitrocerámicas…) o por accidentes domésticos (caída de café hirviendo, aceite, etc.) sobre el cuerpo del gato. En estos casos, nuestra única actuación consistirá en lavar la zona dañada con abundante agua y llevarlo al veterinario.
  • Las agujas de coser, acaban muchas veces en el interior del esófago de nuestro gatito: cuando las dejamos enhebradas con su hilo, el gatito juega con él, lo muerde, lo traga, y también traga la aguja.
  • Golpe de calor: La mejor forma de evitar el golpe de calor es no dejar a tu gatito expuesto directamente al sol o encerrado dentro de un automóvil o de una terraza acristalada.
  • Insectos: La ya comentada curiosidad del gato suele ponerle en contacto en múltiples ocasiones con todo tipo de seres vivos, entre ellos los insectos (abejas, avispas..). Aunque en la mayoría de los casos las picaduras no pasan de ser simples molestias, el propietario suele asustarse por el efecto producido: gran hinchazón de la cara, rascado, intranquilidad e incluso, en ciertos casos, dificultad respiratoria.
  • Algunas plantas son tóxicas para nuestros gatos, sobre todo los lirios. Si las mordisquean pueden tener cuadros gastrointestinales o alérgicos y dependiendo de la planta, cuadros nerviosos, renales e incluso cardiovasculares. En otro enlace hablaremos de ellas.

Fuente

Publicado en Gatos por Jessica González

Deja un Comentario

5 × uno =