La vuelta a casa

La vuelta a casa
0 17 abril, 2015

LA VUELTA A CASA

Cuando nuestro gato vuelven a casa después de una visita al veterinario, puede que lleven consigo materiales desconocidos (p. ej. Vendajes, vías, sondas…) u olores desconocidos (p. ej. los productos anestésicos inhalatorios puede generar olores de eliminación durante 24-48 horas, periodos de hospitalización…) que los gatos que conviven con nuestro amigo puede que no lo reconozcan al regresar a casa y lo ataquen.

Lo primero que hay que hacer es ser comprensivo, aunque ante nuestros ojos de humano nuestro gatito no ha cambiado nada, desde el punto vista felino el gato que llega convaleciente, es un gato completamente diferente para sus compañeros de piso.

Consejos generales con un gato en casa

  • Cuando volvamos del veterinario dejaremos al gato en una habitación aparte, a oscuras y con la puerta cerrada. Nuestro gatito ha sufrido una situación de estrés y necesita tranquilidad para adaptarse de nuevo.
  • Apartar y lavar todo lo que tenga olor a veterinario, la mantita, el juguete, especialmente el trasportín y todo lo que ha estado en contacto con el gato durante su estancia en la clínica.
  • Cuando haya pasado un tiempo prudencial abrir la puerta, dejarle que se mueva por la casa libremente pero vigilando que no pase nada anormal.
  • Para facilitarlo y que se sienta más a gusto, sacar uno de sus juguetes favoritos o alguna de sus comidas o premios preferidos.
  • Considerar la utilización de un análogo sintético de feromonas en difusor o spray (Feliway©) en el hogar.

Consejos generales con varios gatos en casa

En los casos en los que hay más gatos en la vivienda es importante aplicar un protocolo de reintroducción. Variará en función del estado del animal, de los días que han estado separados y de la reacción de los gatos que permanecen en casa.

  • Al venir con el gato a la clínica es importante traer algo que “huela a casa”, cosas que le resulten familiares como su mantita, cama o juguetes.
  • Considerar la utilización de un análogo sintético de FFF (Feliway©) en el trasportín y en casa.
  • Actuar con pasividad y tranquilidad al volver a casa con el gato, utilizando las pautas del punto anterior (no fomentar o forzar la interacción entre los gatos o la alimentación en grupo).

Si no existe una historia previa de conflictos tras las anteriores visitas veterinarias, intentar estos pasos:

  • Dejar al gato que vuelve a casa dentro del trasportín para ver cómo reaccionan los otros gatos; si no hay bufidos nisignos de agresividad o miedo, dejar que estén juntos (con el gato que vuelve a casa dentro del trasportín y bajo supervisión) durante unos 5-10 minutos.
  • A continuación, dejar que los gatos estén juntos y libres en la misma habitación y vigilar las reacciones. Si hubiera signos de agresividad, distraer a los gatos para separarlos.
  • Evitar interponerse o cogerlos cuando estén excitados porque puede haber agresividad redirigida.

Si las llegadas a casa anteriores han causado agresividad, o si hay una reacción negativa tras haber utilizado el abordaje anterior, seguir estos pasos:

  • Colocar al paciente en otra habitación segura y tranquila con todos los recursos necesarios (colocar una bandeja de arena, un comedero, un bebedero y algún lugar donde esconderse), durante un mínimo de 24 horas, hasta que los gatos a ambos lados de la puerta respondan de forma similar a la comida y al juego.
  • Si sigue habiendo problemas tras una reintroducción lenta de 3 días, consulta a tu veterinario.
  • A menudo, en estos casos, transportar juntos a los gatos a la clínica en las próximas visitas evita problemas. Si se trata de revisiones o vacunaciones es recomendable pedir cita para todos los gatos, así los olores serán similares para todos.
Publicado en Gatos por Jessica González

Deja un Comentario

diecisiete − catorce =